Los investigadores del Centro de Energía Paz Araya, Patricio Mendoza y Felipe Valencia participaron en el Seminario “Nuevos desafíos para la articulación entre Academia y Política”, junto a otros profesionales que conforman la Red de Pobreza Energética y a representantes de cinco ministerios.

Uno de los propósitos del seminario fue profundizar el trabajo entre las autoridades públicas y los investigadores. El otro desafío –según informa el sitio web de la Universidad de Chile– fue abordar ejes temáticos como el acceso a la energía; construir un concepto multidimensional; medir el impacto en comunidades vulnerables; e identificar fuentes contaminantes y problemas de salud.

La UCH informa que durante la actividad -realizada el viernes 24 de noviembre en el Auditorio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU)-, se presentó una definición preliminar para observar la pobreza energética de acuerdo a las dimensiones e indicadores particulares del contexto nacional, como el acceso, la calidad y la equidad. Además, los participantes analizaron las estrategias enmarcadas en las políticas públicas actuales desde cada organismo, considerando los problemas para satisfacer necesidades energéticas, las desigualdades en el gasto y las características de las viviendas respecto a las condiciones climáticas.

De acuerdo a la investigadora del Centro de Energía e integrante de la Red de Pobreza Energética, Paz Araya, “este seminario es la consolidación del trabajo desarrollado desde hace varios meses en tres talleres con académicos de la institución y profesionales de otros organismos públicos, para entender cuáles son las dimensiones de la pobreza energética y donde realizamos un informe que la define, con análisis de fuentes secundarias de alcance nacional. Buscamos compartir nuestro conocimiento con el mundo público y la ciudadanía, entendiendo que se trata de un problema complejo que debe visualizarse desde el territorio, las disciplinas y los objetivos en los que trabaja cada institución. Hemos logrado consolidar esta red académica y estamos trabajando en un informe que determine cómo inciden las políticas públicas en el acceso, la calidad y la equidad de la energía”.

La Red de Pobreza Energética considera que un hogar se encuentra en dicha situación cuando no dispone de energía suficiente para cubrir las necesidades fundamentales, básicas y secundarias; además de no tener la capacidad de acceder o de decidir entre una gama suficiente de servicios energéticos adecuados, asequibles, confiables, de alta calidad, seguros y sustentables.

Más información sobre el seminario en este video de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de la UCH (VID).

 

captura-de-pantalla-2017-11-28-a-las-5-14-44-p-m

Agencia Truall Desarrollo Web administrable responsive